was successfully added to your cart.

Animal Flow y sus beneficios para escaladores

Mike Fitch en Forward travelling beast

¿Qué aporta Animal Flow® al escalador?

Animal Flow se presenta como un excelente trabajo compensatorio que además aporta elasticidad a tus tendones más preciados, aquellos que intervienen en la actividad de los flexores de tus dedos. Veamos en detalle Animal Flow y sus beneficios para escaladores en distintos elementos del cuerpo:

La fascia

El trabajo en el suelo es totalmente opuesto al de los movimientos en el muro. Los movimientos contrarios a la escalada, logran que el tejido que envuelve el conjunto muscular se mueva y se comporte de un modo no habitual para el escalador.

Ello reeduca y “resetea” la relación entre las fascias y los distintos músculos, reduciendo las adherencias entre éstos producidas por la repetición de movimientos de la disciplina en la que estamos especializados.

Las articulaciones

Si hay algo que me sorprendió en Animal Flow, es el trabajo que realizan los tendones de los flexores de los dedos sin realizar ningún tipo de fuerza de agarre, simplemente apoyando la mano en el suelo.

La muñeca debe absorber parte del peso corporal, adaptándose al aplastamiento en ángulos de extensión superiores a los 90º.

Para ello, los flexores de los dedos deben trabajar para contrarrestar dicha extensión por el bien de mantener el equilibrio. Éstos están totalmente extendidos realizando una contracción estática (isométrica), lo que estimula la elasticidad de sus correspondientes tendones.

Aunque no sea en suspensión, si no en aplastamiento, se realiza un trabajo de fuerza en flexores profundos de dedos y se potencia las propiedades flexibles de sus correspondientes tendones.

Aunque no sea en suspensión, si no en aplastamiento, se realiza un trabajo de fuerza en flexores profundos de dedos y se potencia las propiedades flexibles de sus correspondientes tendones.

 

Si comparamos la posición de la muñeca cuando estamos suspendidos de los dedos a cuando realizamos un apoyo de ésta en el suelo, apreciamos que en el segundo caso los tendones trabajan mucho más extendidos y los músculos flexores se están contrayendo en su fase de mayor estiramiento.

Los hombros

La rotación de hombros realizada al combinar distintas posiciones de cuadrupedia, por medio de movimientos en los que la orientación de la cadera gira 180º y 360º respecto el suelo, es una de los efectos más interesantes.

La continua alternancia de rotaciones internas y externas, enfatiza el encaje de las superficies articulares con sus correspondientes cavidades, masajeando el tejido cartilaginoso.

Estos movimientos estimulan la lubricación articular al mismo tiempo que se adquiere un nuevo control del cuerpo en el espacio.

El movimiento underswitch, moviliza el conjunto toracohumeral y escapulo humeral en los tres planos de movimiento, masajeando las articulaciones tóraco clavicular y acromio clavicular, conjunto que en escalada suele sufrir de tracción.

El movimiento full scorpion moviliza el espacio sub acromial, por medio de ligeras presiones de aplastamiento, opuestas a las que el escalador experimenta en su actividad.

Muchas de estas acciones tienen como eje del movimiento la articulación más compleja: el hombro.

Es muy interesante tener en cuenta que la calidad de los movimientos dependerá del control de tu cintura.

Cintura

Sabemos que la clave del éxito de un escalador, es aprender a utilizar bien los pies. La intención no es otra que comunicarlos con las manos, puesto que dependemos enteramente de éstas. La cintura es el nexo entre manos y pies. Es el núcleo.

Y esto es precisamente lo que consigue Animal Flow: comunicar nuestras extremidades fortaleciendo y educando la funcionalidad de nuestra cintura.

Estoy teniendo divertidas sesiones en las que, movimientos y posiciones estáticas aparentemente simples, están siendo un auténtico reto para muchos escaladores experimentados. Ante su asombro, deben luchar como posesos para mantener la tensión corporal que se transmite desde la cintura.

Resoplidos y temblores suelen ser la expresión de luchas épicas por mantener la tensión corporal necesaria en posiciones aparentemente simples.

En poco tiempo, adquieren un control de su cintura que se transfiere directamente a sus escaladas. Los resultados no se hacen esperar. El resultado del trabajo es la potenciación de lo que los franceses llaman gainage: la fuerza en la cintura que nos permite realizar un movimiento duro sin que los pies pierdan el contacto con la roca.

 

A %d blogueros les gusta esto: